jueves, 10 de julio de 2008

Somos un mar de fuegos de Eduardo Galeano

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al
alto cielo A la vuelta, contó. Dijo que habia contemplado, desde allá
arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
El mundo es eso - reveló. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos
fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos en todos los colores.
Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y si quien se acerca, se enciende.

Eduardo Galeano

Contador de visitas

Mis temas recurrentes

El tiempo

La felicidad

Los momentos

Las plumas

El espejo

El deseo

La pasión

Contradicciones

La muerte

Mi mama

La soledad

La fidelidad cuestionada: Elecciones

Crecer-Jugar-Moverse

La energia

Descripción de sensaciones: cuando pinto, cuando escribo, cuando bailo.

Hoja en blanco

Olor a estreno
Olor a limpio
Sin desordenes inmanejables
A empezar, con letra mayúscula
A iniciar una nueva etapa
A disfrutar lo disfrutable y a entender que la felicidad es esto.
Estar escribiendo lo que siento, lo que quiero y lo que puedo
Que la felicidad es esto: mi hijo, mis afectos, mi hogar y yo entrando en Equilibrio

Datos personales

Mi foto

Periodista , asesora de imagen, ser humano sensible y creativo

Archivo del blog